Casi 7 de cada 10 adolescentes, prefieren quedarse en casa jugando a videojuegos tras la pandemia

Hay un refrán muy famoso que indica que “la primavera, la sangre altera”, ¿y a quién altera la sangre en mayor medida esta estación? En efecto, a los adolescentes. Hay muchos factores que lo propician: que los días son más largos, que hace muy buen tiempo… Todo esto influye en las rutinas de los más jóvenes durante la primavera.

Este 2021 nos encontramos con una situación complicada en España, en la cual el comienzo de la primavera se ha visto empañado por restricciones debidas al coronavirus y su aún alta incidencia en el país, por la que los planes de ocio se han visto restringidos.

El cierre de lugares de ocio y el toque de queda han sido los peores condicionantes a la hora de la socialización de los adolescentes. Pero como hemos podido comprobar en todo lo que va de año y parte del año pasado, los adolescentes siempre buscan la manera de volver a socializar y entretenerse. Puede que no todos lo hagan de una manera responsable, resaltando esas imágenes de fiestas ilegales y sin medidas de seguridad que ocurren a lo largo de todo el país. Pero como reclaman muchos de ellos, esas imágenes no representan a toda una generación que se ha visto enfrentada a una de las situaciones más complejas del siglo.

adolescentes videojuegos

El portal Red 17 ha querido averiguar cuales son los planes más deseados con la llegada del buen tiempo, dejándonos ver un sutil cambio en el comportamiento de los adolescentes:

  • El 76% de los menores de 18 años quieren quedar con sus amigos y estar en la calle. No necesariamente tienen que ir a un lugar “de fiesta” o similar. Los planes sencillos en los que se encuentran reunidos con sus amigos son los que más echaban de menos. Haber estado tanto tiempo separados ha afectado y en otros casos reforzado sus amistades.
  • El 68% de los jóvenes quieren quedarse en casa jugando videojuegos. Este es el cambio más llamativo, a pesar de que no es el “plan” principal, las nuevas costumbres adoptadas en la cuarentena, han llegado para quedarse. Aunque esta tendencia ya era anterior a la pandemia, el nuevo estilo de vida de quedarse en casa “para no contagiarse” ha cambiado la rutina de los adolescentes.
  • El 55% quiere ir a una fiesta. En la adolescencia es bien reconocido que llegan los cambios y se busca una independencia paterna. Una de las actitudes más comunes frente a esto es el acudir o estrenarse en fiestas, ya sean privadas o en discotecas. Actualmente con la pandemia aún muy presente, esta opción es muy irresponsable por parte de cualquier persona.
  • El 23% de los adolescentes encuestados dicen no sentirse con ganas de planificar nada. Esto ha sido determinante por dos razones, la primera es porque dicen que la llegada de la estación no les afecta, pero la segunda es la más preocupante: mala salud mental. El confinamiento ha agravado muchos problemas mentales que ya estaban presentes en la población adolescente en España. Sensaciones como tristeza contínua, apatía o desmotivación son las más comunes. Desde aquí animamos a todas las personas a que cuiden de su salud mental tanto como de su salud corporal.

Está claro que la llegada de la primavera ha traído consigo esperanzas renovadas para poder salir a la calle con más frecuencia, pero no por ello se debe perder de vista la situación con respecto al COVID-19.

Los más populares

Novedades

Más jugados