Menu

Lunar Saga, un clásico del JRPG que sigue vigente

A lo largo de la historia de los videojuegos, diferentes títulos y sagas se han ganado un lugar en el corazón de los fanáticos. Existen títulos cuyos rumores de regreso animan a jugadores de todas las edades, y otras sagas que han caído en el olvido pero perduran en la memoria de los fanáticos. Hoy nos detendremos en una de estas últimas, una saga de juegos de rol japonés que deslumbró en su época, pero que posteriormente terminó cayendo en el olvido pese a los deseos de miles de fanáticos: Lunar – The Silver Star.

El juego original

El 26 de junio de 1992 sale para la SEGA CD en Japón, y posteriormente es adaptado para el mercado occidental en diciembre de 1993. La versión estadounidense quedó a cargo de Working Desings, y fue un gran éxito gracias al cuidado con el que se adaptaron los textos y diseños de esta aventura claramente influenciada por el estilo anime.

El juego aprovechaba las nuevas tecnologías disponibles en calidad audiovisual del CD-ROM para incorporar escenas animadas y sonido CD-DA. La mecánica de juego era la de un tradicional RPG con batallas por turnos y vista cenital, en donde explorábamos coloridos y vastos escenarios mientras descubrimos los secretos de la fantástica tierra de Lunar y los dragones que la protegen.

En 1996 el juego recibe una remake mejorada para Sega Saturn bajo el título Lunar: Silver Star Story Complete. Esta versión es posteriormente lanzada en PlayStation y Windows. Además, sirvió como base para otros 3 ports: Lunar Legend (Game Boy Advance), Lunar: Silver Star Harmony (PSP) y Lunar: Silver Star Story Touch (iOS). Pero además de estas revisiones, el primer Lunar inició una franquicia que tuvo bastante éxito.

Lunar: Eternal Blue, la secuela

Lanzado en diciembre de 1994 para Sega CD en Japón, y en septiembre de 1995 en Estados Unidos, el segundo juego de la saga trascurre 1.000 años después del primero. El nuevo héroe se llama Hiro y tiene como misión enfrentarse a un antiguo ente maligno conocido como Zophar.

El título fue reversionado para PlayStation en 1999 con el nombre de Lunar 2: Eternal Blue Complete, y también contó con una versión para Sega Saturn. Es uno de los títulos más queridos de la saga, ya que su diseño de niveles y su trama es más extensa y permite ahondar aún más en el universo y las opciones del mundo de Lunar.

Los juegos para portátil

En 1996 la Sega Game Gear, una consola portátil con la que Sega intentó sin éxito hacer frente a la Game Boy, recibía Lunar: Sanposuru Gakuen (Lunar: Walking School), un videojuego de la franquicia Lunar ambientado cientos de años antes del primer juego. En esta aventura, exclusiva para Japón, la heroína se llama Ellie y su misión es descubrir los secretos de una escuela de magia mientras intenta detener la resurrección de un ente maligno conocido únicamente como “D”.

El juego tiene una versión para Sega Saturn llamada Mahö Gakuen Lunar, pero también es exclusiva del mercado japonés. Sin embargo, el fanatismo de los jugadores hizo que en 2009 saliera un parche de traducción no oficial para la versión de Game Gear.

Lunar: Dragon Song es el otro juego para consolas portátiles, en este caso para la Nintendo DS y más cerca en el tiempo: 2005. Conocido también como Lunar Genesis, el título es el primero en recibir un lanzamiento oficial en territorio europeo. El juego trascurre 1.000 años antes de Lunar: The Silver Star, y cuenta las aventuras de un joven llamado Jian que deberá ayudar a la gente de Lunar a enfrentar a la tribu Vile y a disminuir la tensión entre los humanos y los hombres bestia.

Un juego que marcó al género

Aún hoy, Lunar: Silver Star Story Complete sigue siendo uno de los JRPGs más queridos por gran parte de los amantes de la era de los 16-bits. El juego supo capturar la esencia de los títulos que hicieron grande al género, ofreciendo una aventura colorida, con personajes muy ricos y motivaciones sólidas. A diferencia del RPG japonés actual, con abundancia de anti-héroes, personalidades cínicas y mucha oscuridad, Lunar: Silver Star Story Complete es un canto a la época dorada del RPG japonés, donde lo que importa es la aventura, la exploración y el descubrimiento de nuevos secretos y poderes, mientras intentamos derrotar a los villanos de turno.

Por supuesto que el título adolece de clichés y elementos que hoy pueden ser considerados “infantiles”, pero la aventura de Alex y el descubrimiento de la lucha de Dyne y los dragones valen la pena. Si te gustan las aventuras coloridas, los viajes fantásticos y el RPG por turnos, no debes dejar de probar la saga Lunar, y en lo posible la versión de PlayStation que se ha consagrado como una de las más completas y versátiles para fanáticos del género.